Mujer vacía su monedero en el vaso de un mendigo. Pero no se da cuenta de que en él había un tesoro muy valioso

 

A veces cuando menos nos lo esperamos pasan cosas que nos cambian para siempre y de una manera realmente excelente. Y eso mismo fue lo que le paso a Sarah Darling cuando se acercó a un mendigo para darle propina.Su historia comienza en el año 2013, bajo el puente de Kansas, Estados Unidos. Sarah paseaba por esos rumbos y al ver a un hombre sin hogar, decidió acercársele y voltear su monedero para que todas las monedas que había en él cayeran al vaso del mendigo.

 

Pero lo que ella no sabía, fue que en el monedero aparte del dinero, también estaba ¡su anillo de compromiso! Fue algo que descubrió cuando Sarah ya estaba lejos de aquel puente, por lo que rápidamente se regresó, pero el vagabundo no estaba ya allí.Eso era porque Billy Ray, aquel hombre sin hogar, vio el anillo y se había ido con un joyero a verificar si este era falso o verdadero.

 

El joyero lo checo, y le dijo: “Este anillo de diamantes es verdadero, usted puede ganarse en estos momentos cerca de 4.000 dólares si lo vende”. Ray se quedó sin palabras ante eso. Sin embargo, algo hermoso sucedió.Billy se vio tentado a vender el anillo, pero en vez de eso, salió como pudo del lugar y al otro día se puso en el mismo lugar para esperar a la mujer, la cual sí que llego y asustadísima le pregunto si aún se acordaba de ella. Billy dijo que sí y como de película, saco el anillo y se lo entrego.

 

Ese acto tan asombroso de aquel mendigo, tendría su recompensa, y una muy grande, pues horas después se supo su historia y con tal de cambiar la vida de Billy, con ayuda de Sarah se abrió una campaña para recaudar dinero y entregárselo a aquel hombre tan honesto. Días más tarde, se habían juntado ¡200.000 dólares!Gracias a ese dinero el hombre salió de la calle y pudo reunir a sus hermanos, quienes no había visto en 16 años. Algunos pensaban incluso que estaba muerto, pero no, estaba en las calles y un buen acto lo cambio para siempre.

SEGUIR LEYENDO

 

Esta historia nos demuestra que aún existen personas de buen y gran corazón. Por eso COMPARTE con tus conocidos y regresemos la fe a la humanidad, gestos como este hacen un mundo mejor.

 

Este hombre se merece todos los me gustas por su buena acción, fomentemos este tipo de acciones. comparte